25 recomendaciones a tener en cuenta para viajar a Cuba

viajar cuba

25 recomendaciones a tener en cuenta para viajar a Cuba

Basta con ver una sola imagen de una playa cubana para que tu mente empiece a fantasear con este paraíso caribeño. Sin embargo, Cuba es mucho más que sus playas, es un país con una historia fascinante, una isla que desprende vida, un cóctel cautivador y único resultado del mestizaje español y africano, aderezado con influencias estadounidenses y soviéticas. Cuba, difícilmente puede dejar a nadie indiferente. Si se os presenta la oportunidad de conocerla y decidís viajar por vuestra cuenta, os traigo algunas recomendaciones que os pueden ser de ayuda. Cuba

1. CÓMO LLEGAR

 

En nuestro caso lo hicimos con Air Europa con vuelo desde Málaga a Madrid y desde allí a la Habana. Hay varios vuelos directos durante la semana. Los precios oscilan desde los 600 euros, los más baratos, hacia arriba. El precio dependerá mucho de la época en la que viajéis.

El vuelo incluye una comida que nos sirvieron al poco tiempo de despegar y nada más (a excepción de agua claro), así que no está de más echar algún snack a la mochila.

Una vez en el aeropuerto comienzan las colas. La primera será para el control de pasaporte y posteriormente otra para el control de equipaje. En nuestro caso, entendemos que al viajar un par de semanas antes de la crisis sanitaria por el COVID-19, la espera se prolongó un poco más de lo acostumbrado.

El aeropuerto José Martí, se encuentra a unos 20 minutos en coche del centro de la Habana. La opción más recomendable es coger un taxi, aunque también se puede optar por un transfer. A la hora de coger un taxi, aseguraros de que el vehículo pertenezca a la empresa estatal Cubataxi. Son amarillos y negros y tienen un número de identificación. Además, tienen taxímetros, aunque lo normal es que acordéis el precio del viaje antes de montaros. En el caso del aeropuerto, el precio lógico que debéis pagar es de 20-25 CUC (1 CUC equivale a 0,90€ o 1$) como máximo por el trayecto hacia la Habana.

Nosotros tuvimos la mala suerte de elegir a un taxista joven que parecía haber salido del casting de Fast and Furious y no disfrutamos mucho el trayecto.

viaja cuba

2. CUÁNTOS DÍAS Y EN QUÉ ÉPOCA VIAJAR 

 

Cuba no es una isla pequeña. Tiene multitud de sitios por descubrir y a pesar de que no hay demasiada extensión entre las principales ciudades y lugares de interés, el mal estado de la mayoría de las carreteras alarga mucho los desplazamientos.

Nosotros solo pudimos ir 10 días, pero nos supo a poco. Lo más recomendable es viajar un mínimo de 15 días, y si es posible un poquito más. No obstante, hay que tener presente que, pese a ciertas ideas preestablecidas, Cuba no es un país barato. Por lo tanto, es importante tener en cuenta nuestro presupuesto a la hora de decidir la duración de la estancia.

Si solo disponéis de 10 días y os va la marcha, os puede cundir tanto como a nosotros y visitar bastantes lugares.

En cuanto a la época, nosotros viajamos entre finales de febrero y principios de marzo. Para saber cuándo es mejor viajar, hay que tener en cuenta que Cuba dispone de dos estaciones, la húmeda y la seca. La estación húmeda va del mes de junio al mes de octubre, con lluvias copiosas, en especial en los meses de septiembre y octubre. Además, desde agosto a octubre también hay peligro de huracanes. Mientras que la estación seca, que va de noviembre a mayo, es la que registra menos precipitaciones y por tanto la más recomendada para viajar.

La temperatura es bastante similar y ronda de los 24 a los 30 grados de media. Los meses de diciembre a abril son los que registran las temperaturas más bajas, que en cualquier caso no suelen bajar de los 17 grados. Mientras que los meses de junio a septiembre son los más calurosos, alcanzándose hasta los 35 grados. La humedad es obviamente mayor a partir de junio.

En nuestro caso, al inicio del viaje nos pilló un frente frío en la Habana y Viñales, con temperaturas que bajaban hasta los 17 grados durante la noche. Por la mañana la temperatura subía a los 24 grados, por lo que era perfecto para caminar sin asfixiarse. Los días que pasamos en Trinidad si fueron bastante más calurosos, en torno a los 27-30 grados. A pesar de ello, era un calor soportable que te permitía caminar bajo el sol sin sufrir mucho.

Otro punto importante es la temperatura del mar. No baja de los 23-24 grados y llega hasta los 28. Los meses en los que está más “fresquita” son los que coinciden con el invierno cubano, desde enero a abril. Los cubanos se sorprenden cuando nos bañábamos en el mar a 23 grados. De hecho, vimos a muy poca gente en las playas, cosa que tampoco es que lamentásemos.

viajar cuba

3. VISADO, PASAPORTE Y ADUANA 

 

Para entrar a Cuba es necesario llevar un visado y el pasaporte con un periodo mínimo de validez de 6 meses. Obtener el visado es muy sencillo a través de esta agencia especializada.

Cuesta 22 euros más un coste adicional por los gastos de envío de 9 euros. Solo tenéis que rellenar vuestros datos y los de vuestro vuelo, y os llegará en unos pocos días. Es muy importante que lo llevéis siempre con vosotros. Os lo pedirán en varias ocasiones, durante la facturación y antes de entrar en el avión, tanto a la ida como a la vuelta, así que ¡no lo perdáis! Os aconsejo que lo guardéis dentro del pasaporte y que le hagáis una foto con el móvil por si las moscas. Si las autoridades os los pidiesen y no lo lleváis encima os harán pagar una multa.

Al entrar y salir del país tendréis que declarar que os hacéis responsable de lo que lleváis en vuestro equipaje. En nuestro caso, cuando estábamos a punto de salir del aeropuerto de la Habana, nos pidieron un documento sobre la declaración de aduana, pero nadie nos lo había proporcionado. Lo normal es que te lo den en el avión antes de bajar para que lo puedas rellenar, pero se ve que en esta ocasión se les pasó y al llegar la gente estaba bastante confusa. Al final, tuvimos que pedirlo en el control de equipaje y rellenarlo para poder salir del aeropuerto.

¡Ah! y si estáis pensando en traeros de vuelta unas botellitas de ron o unos habanos, tened en cuenta que no podéis llevar más de 3 botellas y 50 puros en cada maleta facturada. Cuando lleguéis al aeropuerto en España, vuestra maleta pasará por aduana y tendréis que declarar lo que lleváis.

viajar cuba

4. SEGURO MÉDICO 

 

Otro de los requisitos obligatorios para entrar en Cuba es tener contratado un seguro de viaje. Se recomienda que contratéis un buen seguro con cobertura médica por una cantidad mínima de 30.000 euros y con asistencia de viaje, pérdida de equipaje, anulaciones, etc. La sanidad pública en este país es muy reconocida, pero no para los turistas, como es normal. Para los extranjeros cualquier pequeña atención puede salir muy cara.

Nosotros, y tras leer numerosas recomendaciones, optamos por contratar el de IATI de la gama Estándar por 94 euros para dos personas. Nos incluía una cobertura médica de 80.000€. Nos dimos cuenta tarde de que se podía incluir en el seguro la opción de anulación de vuelos si lo contratabas dentro de los 7 primeros días tras la comprar del billete. Creo que es una buena opción.

Por suerte no lo hemos tenido que utilizarlo, pero la mayoría de los viajeros y blogueros destacan como puntos fuertes:

  • Asistencia 24 horas a cobro revertido con teleoperador español.
  • Precio económico.
  • Fácil de contratar desde su web.
  • Si tuvieras que ir al medico, IATI te ingresa la cantidad y no tendrás que hacer un pago. La mayoría de las aseguradoras te hacen pagar a ti primero y posteriormente te lo devuelven.

 

5. MONEDA Y CAMBIO DE DINERO 

 

En Cuba hay dos monedas: el CUC o peso convertible, la moneda “turista”, y los pesos cubanos o moneda nacional. El cambio suele rondar 1 CUC (0’90€) = 25 pesos cubanos. El peso convertible fue introducido para sacar todas las monedas extranjeras de circulación y ofrecer una alternativa con un valor similar al dólar de Estados Unidos.

El CUC es la moneda del turismo y de los artículos de “lujo”, pero también de otros productos básicos que los propios cubanos tienen que pagar en esta moneda.

En nuestro caso la mayoría de las veces hemos pagado en CUC, aunque hay ciertos lugares en los que puedes pagar con pesos cubanos. También hay que tener cuidado con las vueltas: si pagamos con CUC que no os den el cambio en pesos cubanos. Las monedas de pesos son doradas, mientras que las de CUC son plateadas y en los billetes aparece escrito “peso convertible”.

Mi recomendación es que al llegar cambiéis en el aeropuerto en CUC una cantidad para los primeros días y algo en pesos cubanos, pero poca cantidad. Tendréis que subir a la primera planta del aeropuerto donde se encuentra la casa de cambio estatal. Para cambiar dinero siempre hay que mostrar el pasaporte. Es recomendable que contéis bien la cantidad que vais a cambiar antes y la cantidad que os tienen que dar para evitar confusiones. También es aconsejable que pidáis que os den billetes pequeños de no más de 10 CUC, ya que, si lleváis billetes de 20 o más, la mayoría de la gente te dirá que no tiene cambio para darte.

Una vez en las principales ciudades, el dinero lo podréis cambiar en los bancos (que son los que ofrecen un mejor cambio), en las casas de cambio del gobierno cubano, llamadas CADECAS y en los grandes hoteles si os veis muy apurados. Eso sí, prepararos para las colas. En todo caso, es preferible cambiar en otras ciudades que no sean la Habana, ya que es donde hemos visto las mayores colas para todo. Por otro lado, hay que señalar que no todas las CADECAS y bancos aceptan otras monedas que no sean euros o dólares.

Una vez que os vayáis del país podréis volver a cambiar los CUC a otra moneda, pero no los pesos cubanos, por lo que hay que gastarlos todos u os los quedareis de recuerdo.

viajar cuba

6. CON CUÁNTO DINERO VIAJAR

 

Cuba no es un país barato. Como he comentado antes, el hecho de que existan dos monedas delimita dos formas de vida dentro de la isla, la de los cubanos y los turistas. En la mayoría de las ocasiones nos veremos obligados a pagar en pesos convertibles.

También es cierto que la forma en que planteéis el viaje puede hacer variar mucho el presupuesto. No es lo mismo hospedarse en casas de cubanos que en hoteles, ni alquilar un coche que desplazarse en autobús o transportes colectivos, comer en restaurantes para turistas o hacerlo donde comen los cubanos y por supuesto contratar determinadas excursiones. En este sentido, tener tiempo suficiente es un factor clave para hacer un viaje más económico, ya que te permitirá viajar al modo cubano.

No os podría decir un presupuesto exacto ya que dependerá mucho de los anteriores factores. En nuestro caso, sin contar el vuelo, visado y seguro, gastamos unos 800€ por persona, es decir, unos 80€ al día, con todo incluido (coche de alquiler y gasolina, alojamientos, comidas, excursiones, entradas, propinas, aparcamientos, taxis, regalos…).

Os recomiendo que intentéis pagar todo lo que podáis desde vuestro país como el alojamiento y el alquiler del coche para llevar menos cantidad en efectivo. Tened en cuenta que las tarjetas de crédito no se utilizan en Cuba y que prácticamente todo se paga en CUC o pesos. Nosotros solo pudimos pagar con tarjeta el depósito del coche. Por lo tanto, lo mejor es llevar el dinero en efectivo y cambiarlo allí. Es lo que hicimos nosotros. Otra opción es sacar el dinero allí, pero los bancos os cobrarán comisiones y también supondrá hacer más colas.

7. DÓNDE DORMIR: CASAS PARTICULARES 

 

Mi consejo es que os quedéis en casas de cubanos o casas particulares. Sin duda, es la mejor forma de conocer la Cuba real y a su gente. Este estilo de hospedaje está muy extendido en la isla y si tenéis un presupuesto reducido, es la forma más económica. Para poder ofrecer una habitación, los arrendatarios tienen que inscribirse oficialmente e indicarlo en su puerta o fachada. La distinción es una placa o cartel en el que aparece una especie de ancla azul con la consigna «arrendador divisas».

Lo mejor es que podéis reservarlas desde Booking o AirBnB. Pero si prefieres evitar estas plataformas, algunas casas cuenta con una web o página de facebook a través de la que contactar directamente.

Otra opción, si os gusta más la aventura, es hacerlo directamente allí sobre la marcha. En los lugares más turísticos, como Viñales o Trinidad nos pareció más fácil “improvisar” ya que había muchas casas particulares. No obstante, en la Habana, creemos que lo mejor es reservar con antelación puesto que al ser la capital puede ser más complicado encontrar algo disponible. En una ocasión tuvimos que buscar una habitación en el mismo día en Viñales, pero fue más fácil gracias a la gestión de la familia con la que habíamos estado antes hospedados. Mi consejo es que, si vais sobre la marcha, miréis bien antes la habitación y negociéis un precio acorde.

En nuestro caso, al no contar con muchos días, decidimos reservar desde España para evitar sorpresas y aprovechar al máximo el tiempo conociendo la isla. Nuestra experiencia en este sentido fue inmejorable. Todas las casas en las que nos alojamos estaban geniales y las familias que nos acogieron fueron estupendas.

viaja cuba

La mayoría ofrecen habitaciones privadas con su propio baño y casi siempre con dos camas. En cuanto a la seguridad, en nuestra opinión y experiencia, nos sentimos muy seguros en todo momento. Todas nuestras habitaciones tenían su propia llave y las familias nos hicieron sentir muy protegidos.

Dentro de las casas particulares también hay rangos de precios, la media razonable en ciudades como Trinidad o Viñales son los 20 CUC por noche en una habitación doble. En el caso de La Habana, los precios suben un poco más y rondan los 30 CUC. No obstante, puedes encontrar precios más económicos o más altos.

Estos precios casi nunca incluyen el desayuno. Lo indican en la descripción del hospedaje, ya que se ofrece, pero pagando un suplemento. No obstante, no todas las casas los preparan. Los precios varían entre los 3 y los 5 CUC. Puede resultar algo caro si lo comparamos con una estancia de unos 10 CUC la noche, sin embargo, es la forma que tienen de ganar algo más de dinero, ya que el Estado se lleva una parte importante de lo que obtienen con el alquiler de la habitación. Cuando te hospedas con ellos, deben rellenar un libro con todos tus datos y ese libro se presenta a la autoridad correspondiente. Sin embargo, el desayuno no queda registrado.

Los desayunos suelen ser bastante completos e incluyen café, zumo natural, un plato de fruta, pan, jamón, queso, huevos y en algunas ocasiones algún tipo de dulce (bizcocho, galleta, tortitas…). Hay desayunos que valen mucho la pena y otros no tanto, pero es vuestra elección tomarlos en la casa o salir a tomarlo fuera.

viaja cuba

Las casas también pueden ofrecer comidas o cenas, y no será raro que te inviten a algo como un rico jugo de mango.

¿Otras opciones de hospedaje en Cuba? Serían los hoteles (los cuales nos parecieron muy escasos) y los hotelazos. Estos últimos tienen precios bastante altos. En nuestro viaje solo nos quedamos una noche en un hotel situado en el Cayo Levisa, ya que era la única opción de alojamiento en la isla. No queríamos ir al típico resort de pulserita y nos pareció que esta era la opción que respetaba más el entorno. Lo cierto es que según mi opinión, el mantenimiento y la limpieza no estaban al nivel de las casas particulares en las que estuvimos, pero el lugar en el que se encuentra hace que valga la pena.

viaja cuba

8. CÓMO MOVERSE SIN INTERNET 

 

Esta era una de nuestras grandes dudas antes de viajar; ¿cómo vamos a guiarnos cuando conduzcamos por las carreteras cubanas? Entonces encontramos la herramienta que no puede faltar en este viaje o en cualquier otro en el que la conexión a Internet no sea posible: la aplicación Maps.me.

Descargad el mapa de Cuba antes de viajar y una vez allí podréis utilizarla sin necesidad de estar conectado a la red. Yo la utilicé con el móvil en modo avión y funcionó perfectamente.

Si alquiláis un coche, es una gran ayuda, ya que la mayoría de las indicaciones son confusas y aparecen a pocos metros de las salidas. También os servirá para encontrar restaurantes o lugares de interés.

Eso sí, cuando utilicéis la aplicación para calcular la duración de las rutas, tened en cuenta que tendréis que sumarle algo más de tiempo al estimado. Os lo cuento más abajo.

viajar cuba

9. QUÉ CÓMER Y DÓNDE

 

El Cuba existe una importante falta de alimentos que no son producidos o manufacturados en el país. Como os comentaba, esto repercute directamente en la disponibilidad de productos en los supermercados y en la variedad que ofrecen los restaurantes. Otra cosa muy normal es que no tengan todo lo que ofrecen en la carta y en algunos casos tendréis que amoldaros a lo que haya. Se come bastante carne de cerdo, res y pollo, y algo de pescado. La mayoría de los platos los acompañan con ensalada, arroz con frijoles, yuca o vianda frita (plátano frito). De las patatas fritas olvidaros, es complicado que haya y cuando las hay es un verdadero acontecimiento.

Algunos de los platos más típicos que puedes probar son: la ropa vieja, la carne de cerdo asada, picadillo a la criolla y el ajiaco (un guiso tradicional). Se acompañan con mariquitas o chicharritas (plátano frito en láminas muy finas) o con tostones (trozos grandes de plátano frito).

Si vamos a paladares “económicos”, pagaremos entre 6-12 CUC por plato. Si queremos algo más barato, hay que ir a donde van los cubanos. Aunque parezca inaccesible en las ciudades más turísticas como Viñales o Trinidad, siempre puedes encontrar lugares más baratos. La clave es alejarse del centro y no ir a los más recomendados por las guías o Tripadvisor, ya que normalmente, estos van a ser los más caros. También puede ayudarte preguntar a los locales en las casas particulares.

La opción más económica son las ventanillas. Son ventanas de las propias casas a través de las que venden comida rápida como bocadillos, hamburguesas o pizzas. Lo venden en moneda local y no suelen ser de mucha calidad, pero pueden sacarte de un aprieto, sobre todo si vais a hacer un viaje de muchos días.

Otra recomendación, si vais a un lugar algo más caro es compartir platos, en la mayoría de los sitios las raciones suelen ser muy abundantes, por lo que nosotros solíamos pedir un plato y un par de entrantes para los dos.

Si viajáis en coche, podréis parar en alguna gasolinera en la que haya un “Rapidito” en los que encontrarás algo de comida rápida como trozos de pizza por 1 CUC.

Algunas de mis recomendaciones para comer:

La Habana

• Doña Eutimia, Callejón del Chorro, cerca de la plaza de la Catedral (15/20 CUC). Varios cubanos nos dijeron que la Habana Vieja no es el lugar más indicado para comer ya que los restaurantes de esta zona suelen tener precios muy elevados y están muy enfocados al turismo. Sin embargo, Doña Eutimia fue de los pocos lugares que nos recomendaron. Suele estar muy lleno siempre por lo que hay que acercarse con tiempo para apuntarte en la lista o reservar para otra ocasión. Podréis probar los platos típicos de la gastronomía cubana.

viajar cuba

• La Vitrola, Plaza Vieja (10/15 CUC). Fue otra de las recomendaciones que nos dieron. Se encuentra en la plaza Vieja. Un local muy bien decorado en el que siempre hay alguna banda tocando. Tienen platos de la cocina tradicional pero también hamburguesas, sandwiches…

• Los Nardos, edificio azul frente al Capitolio (10/15 CUC). Fue otra de las recomendaciones que nos hicieron. Aunque nos tocó esperar porque siempre está muy lleno, la comida estaba rica y sobre todo era muy abundante. Con un plato y un entrante podéis comer si no estáis muy hambrientos.

• La Catedral, en el barrio Miramar (10 CUC). A pesar de estar un poco apartado, este restaurante nos sorprendió muy gratamente. Si tenéis pensado ir a la Fac o a los Jardines de 1830, quizás sea una buena opción para picar algo antes. Se trata de un restaurante de comida criolla, pero en el que también encontrarás platos muy variados. Además, está muy bien de precio.

Trinidad

• Taberna la Botija, en Calle Amargura (10/15 CUC). Su decoración reivindica a los esclavos que hicieron posible la ciudad de Trinidad. Sin duda, es uno de los restaurantes de moda en la ciudad al que acuden turistas, pero también muchos cubanos. La cola de su entrada lo demuestra, pero avanza rápido. Tienen una carta muy variada, platos abundantes, precios económicos y muy buen ambiente. A nosotros nos encantó y repetimos en dos ocasiones. Y muy importante…el café que sirven está muy rico.

viajar cuba

Viñales

• Finca Ecológica El Paraíso, 12.00-20.00 (10 CUC). Nos quedamos con muchas ganas de ir a este lugar muy recomendado. Una preciosa casa de madera, a las afueras del pueblo que cuenta con un huerto ecológico del que se nutre la mesa. No hay carta, sino un menú único de 10 CUC con más de 20 platos.

10. QUÉ BEBER

 

Si vas a Cuba no puedes irte sin beberte alguno de sus famosos cócteles como el mojito, el daiquiri o la piña colada, y por supuesto un buen traguito de ron. El que más nos recomendaron fue el Ron Santiago cuyo precio varía en función de la edad (añejo de 7 años, 12 años…). La media de los cócteles ronda los 3 CUC, dependiendo de los sitios. Hemos tomado mojitos a 1 CUC igual de buenos o más que los que nos han costado 3 CUC. Hay sitios en los que pagas mayormente el lugar, pero la calidad de los cócteles deja mucho que desear.

Otra bebida muy conocida que puedes probar en Trinidad es la canchánchara. Lleva aguardiente, miel y zumo de limón. El lugar más recomendado para probarlo es la Taberna Canchánchara.

En las zonas de playa te recomiendo que pruebes un coco loco, como ellos lo llaman. Lo hemos pagado entre 2 y 4 CUC. Lo mejor es que una vez te lo bebes te cortaran el coco para que puedas comértelo y están buenísimos.

Otra opción para los no alcohólicos, es pedir una refrescante limonada, natural o frappé (un estilo parecido al granizado). Nosotros la pedíamos casi siempre y en la mayoría de sitios las hacían muy ricas, y también con buen precio (entre 1 y 1,5 CUC).

viajar cuba

11. CÓMO DESPLAZARSE EN LA ISLA

 

En la isla hay muchas formas de desplazarse. Podréis hacerlo en autobús, coche de alquiler, colectivo, camión, tren, taxi o coco-taxi. En nuestro caso, alquilamos un coche ya que después de leer mucho sobre todas las opciones, nos pareció la manera que mejor nos permitiría aprovechar el tiempo y que nos daba más libertad para variar nuestro itinerario sobre la marcha. En el siguiente punto os explico bien nuestra experiencia con el alquiler.

Respecto a los demás transportes, también probamos taxis, taxis colectivos y el coco-taxi para desplazarnos dentro de la ciudad de la Habana.

En autobús (Viazul)

Una de las opciones más económica y recomendada por los viajeros, es desplazarse en autobús con la empresa Viazul. Se trata de la compañía nacional para los extranjeros. Presta servicio en todo el país y cubre las rutas más transitadas a precios razonables (La Habana, Viñales, Varadero, Cienfuegos, Trinidad, Santiago…). Para obtener los billetes, tendréis que hacerlo antes de la salida del autobús en la estación de autobuses. En su página web se pueden consultar los horarios (bastante variados) e incluso reservar el ticket. Si hubiéramos dispuesto de más tiempo en nuestro viaje, esta habría sido nuestra opción para movernos (al menos entre las principales ciudades). Lo precios son cerrados y te despreocupas de la conducción, aunque como todo en Cuba, los horarios son estimados y no cubren todas las rutas.

En taxi colectivo

Es otra de las opciones que más eligen los viajeros. Se trata de taxis que hacen los recorridos más habituales y que llevan a varios pasajeros, por lo que el precio suele estar prefijado y es más asequible, aunque menos que viajar en Viazul. Hay casas de particulares que te los pueden ofrecer. También podréis encontrarlos en las estaciones de autobuses de las ciudades.
Por lo que hemos leído en algunos te prometen que tendrás aire acondicionado y cinturón, pero no todos cumplen sus promesas.

En taxi privado

Otra opción si no queréis compartir con otros viajeros o si sois suficientes para llenar un coche. El precio sube considerablemente respecto a las anteriores formas, pero todo es negociar para ver qué precios podéis conseguir. No sabría deciros los precios “aceptables” por cada ruta, lo mejor es que lo preguntéis en las casas en las que os vayáis quedando. Ventaja: la gran comodidad que supone no tener que conducir y que lo haga una persona que conoce bien los caminos. En contra: menos privacidad.

En camión

Es la opción más barata, pero que en teoría no es apta para turistas por lo que si te subes será de extranjis. Se trata de viejos camiones rusos convertidos en autobuses que los cubanos utilizan para trayectos cortos entre un pueblo y otro. Por lo que he leído no tengo claro si dejan montar, pero todo es intentarlo.

En tren

Por lo que leí no es nada recomendable. Es pequeño y muy lento, por lo que no merece la pena.

En coche de alquiler

Como os comentaba, fue la opción que nosotros elegimos para movernos por la isla. Es cierto que no es la forma más barata (cuando nosotros lo alquilamos nos costó 62 CUC al día), pero también tienes más libertad y aprovechas más el tiempo. Si sois entre 3 y 5 personas, sin duda, creo que es la mejor opción, ya que el precio por persona es bastante asequible. En este post os cuento más detalladamente nuestra experiencia.

viajar cuba

12. CÓMO MOVERSE EN LA CIUDAD 

 

A pesar de que teníamos coche durante alguno de los días que estuvimos en la Habana, nosotros preferimos dejarlo aparcado y utilizar otros tipos de transportes para movernos por la ciudad, el que más utilizamos y que nunca falla para conocer bien un lugar: ¡nuestras patitas!

Existen diferentes opciones para moverse en las ciudades. Los taxis, los cuales se identifican con un número de referencia. Están los amarillos y otros más variopintos. También puedes optar por taxis colectivos que cubren ciertas rutas. Son los que cogen los cubanos. Los identificarás porque los cubanos los paran para preguntarles a dónde van y la mayoría son bastante antiguos. Lo bueno es que son muy baratos. Nosotros preguntábamos si pasaban cerca de nuestra zona y si nos decían que sí, les ofrecíamos un precio razonable (pagamos 1 CUC por persona, aunque también dependerá de la distancia). En este caso creo que lo mejor es calcular cuántos km son y qué precio nos parecería razonable y ofrecer esa cantidad. Los cubanos siempre van a pagar menos, pero me parece algo con sentido.

Otra opción que también probamos fue el coco-taxi en la Habana, una especie de tuktuk a la cubana con una moto en forma de coco. Suelen hacer trayectos más cortos. Como en otros casos, lo mejor es decir cuánto estás dispuesto a pagar porque ellos te ofrecerán el servicio por precios desorbitados para ver si picas. Mi consejo es que siempre que regateéis os mantengáis firmes y que vean que, si no, tenéis otras opciones. Siempre que ofrezcáis un precio razonable como os comentaba antes, terminarán por acceder.

El último día decidimos dar un paseo por la ciudad en un coche clásico de los años 50. Al principio no estábamos muy convencidos ya que nos parecía demasiado caro. Finalmente conseguimos bajar un poco los precios desorbitados que nos pedían y acordar un recorrido en el que pudiéramos visitar zonas de la Habana a las que no íbamos a poder ir por falta de tiempo. Pagamos 25 CUC para dos personas por un recorrido de una hora y media.

viajar cuba

13. LA ESCASEZ DE PRODUCTOS 

 

Esperábamos que hubiera escasez de productos, pero la verdad es que no deja de impresionar. Vimos pocos supermercados tal y como los conocemos aquí y en la mayoría de ellos la escasez de productos era palpable. No pretendíamos encontrar nada especial, pero incluso conseguir agua mineral o pan se convirtieron en una tarea complicada.

En mis viajes siempre suelo llevar algo de picar en la maleta por si las moscas. Si vais con un presupuesto ajustado os recomendaría que lo hicierais e incluso que si podéis llevéis algunas cosas para hacer bocadillos como pueden ser patés o algo fácil de transportar.

14. A LA CAZA DEL AGUA 

 

Lógicamente lo más recomendable es que no bebáis agua del grifo y que bebáis agua mineral. Os familiaricéis rápidamente con la marca nacional, Ciego Montero. Como os he comentado, en nuestra experiencia, nos costó encontrarla en varias ocasiones. Así que cuando veíamos en alguna tiendecita a buen precio compramos varias. El precio más razonable que pagamos por una botella de litro y medio fueron 80 centavos (en el supermercado nos dijeron que valían 65 centavos). Lo más caro que llegamos a pagar fueron 3 CUC. En las casas suelen ofrecer agua y refrescos, y por el agua nos solían cobrar 2 CUC. En alguna ocasión en la que nos vimos más apurados la compramos allí.

15. COMPRAS Y REGATEO 

 

En Cuba es muy normal regatear, sobre todo en lo relacionado con el transporte y el precio de los souvenirs. Cuando preguntéis por un taxi siempre os van a ofrecer precios desorbitados, por lo que debéis fijar un máximo a pagar como os comentaba antes. Al comprar un souvenir también es muy normal regatear. Si vais a la Habana, el lugar más recomendado para hacer estas compras son los almacenes San José. Abren de 10:00 a 18:00.

viaja cuba

Se trata de un enorme mercado con un aspecto muy nuevo y con una gran cantidad puestos en los que podrás encontrar los recuerdos más típicos de la isla y por precios más asequibles que en las tiendas del centro. La segunda planta está dedicada al arte. Si queréis llevaros alguna pintura ese será vuestro lugar. En ocasiones puede resultar un poco agobiante ya que todos querrán que echéis un vistazo a su puesto. Lo mejor es dar una vuelta primero y comparar precios para hacerte una idea.

Si vais a ir a Trinidad, es un buen lugar para comprar artesanía y bordados. Hay pequeños mercados y los precios (especialmente de las prendas bordadas) son mejores que en la Habana y tienen más variedad.

También vimos mercados de este estilo en Cienfuegos y en Viñales.

viajar cuba

16. QUÉ ROPA LLEVAR 

 

En vuestra maleta no pueden faltar prendas frescas, bañador y sobre todo zapatos cómodos como zapatillas. Las sandalias no las recomiendo si vais a andar bastante. En ciudades como Trinidad el suelo es muy empedrado y es bastante molesto. También os vendrá bien una gorra o sombrero porque cuando el sol pega lo hace con fuerza. Vimos como muchos cubanos llevaban paraguas para protegerse y era el “invierno” cubano, así que no nos imaginamos cómo puede ser en verano.

Además de ropa de verano, si viajáis en los meses de invierno como en nuestro caso, os recomiendo que echéis algún pantalón largo y alguna que otra sudadera porque por la noche refrescaba bastante, sobretodo en la Habana y Viñales.

17. PROPINAS

 

La propina tampoco puede faltar en casi ningún sitio. Hay bares y restaurantes en los que está incluida (10%) y otros en los dependerá de lo que quieras dejar. Teniendo en cuenta los bajos salarios, para ellos la propina es algo fundamental. Nosotros siempre dejábamos el 10% recomendado y si el servicio era muy bueno algo más. Os recomiendo que no os paséis con las propinas si vuestro presupuesto no es muy abultado. Es muy normal que en los restaurantes toquen bandas de música y cada grupo pasará su cestita para que hagáis una aportación a la música y si no lo hacéis os mirarán un poco o bastante mal. El problema es cuando pasan 3 o 4 grupos y se repite en cada comida o cena durante varios días. Al final la cantidad que pagas en propinas durante tu estancia es considerable. Os recomiendo que intentéis quedaros con todas las monedas que podáis para tener siempre algo que dar.

viajar cuba

18. VACUNAS Y BOTIQUÍN

 

No es necesario vacunarse de nada para ir a Cuba, aunque si quieres quedarte más tranquilos, podéis pedir una consulta médica con antelación para saber si os recomienda vacunaros de algo.

Lo que no podéis olvidar es llevar un buen botiquín. En las farmacias pasa lo mismo que en los supermercados: no es fácil encontrar cosas básicas. Os recomiendo que llevéis ibuprofeno, paracetamol, betadine o algún desinfectante, gasas, tiritas…Tampoco puede faltar un buen protector solar, un repelente de mosquitos (yo recomiendo Goibi Xtreme o Relec extra fuerte) y unas pastillas para frenar la diarrea como Fortasec. Creo que estos últimos pueden ser de lo más utilizado.

19. ENCHUFES Y VOLTAJE

 

Los hay de patilla plana o americana. Lo mejor es llevar un adaptador universal. En cuanto al voltaje, la mayoría son de 110V, pero también los hay de 220V. Normalmente lo indican en las casas.

20. CÓMO CONECTARSE A INTERNET

 

Al llegar a Cuba nos costó entender que cuando se refieren a que hay WIFI en alguna parte no quiere decir que lo haya, no al menos tal y como lo concebimos nosotros. En Cuba no existe una red abierta, aunque ha mejorado bastante el acceso, sobre todo para los turistas.

Entonces, ¿cómo me conecto? Para poder hacerlo tendréis que comprar una tarjeta de la compañía nacional de telefonía, ETECSA. Tienen tarjetas de 1, 3 o 5 horas. Cada hora cuesta 1 CUC. En cada tarjeta aparece un usuario y una contraseña con la que deberéis hacer el inicio de sesión en “WIFI ETECSA”. Este wifi está disponible en todas las oficinas de ETECSA, también en lugares públicos como algunas plazas, en grandes hoteles del estado y más recientemente también lo ofrecen algunas casas particulares.

Hay pequeños “quioscos” de ETECSA repartidos por los barrios de la Habana y también existen oficinas en las ciudades más importantes.

Lo mejor que podéis hacer es comprar una primera tarjeta en la oficina de ETECSA en el aeropuerto. Nosotros no sabíamos que funcionaba así y hasta que logramos conseguir una pasaron unos días. Cuando nos enteramos de que se compraban en estos lugares, siempre que íbamos, nunca quedaban tarjetas o la cola era increíblemente larga como para perder varias horas por tener internet. Esto último nos pasó en la Habana, en cambio en Viñales conseguimos una en 10 minutos.

Como recomendación, una de las mejores experiencias de nuestro viaje fue dejar el móvil apartado unos días y desconectar un poco de todo. Nos conectamos lo necesario para informar de que estábamos bien. La verdad es que te hace reflexionar sobre lo dependiente que somos de Internet para cualquier cosa.

viajar cuba

21. CONVERSACIONES EN LA CALLE

 

Veréis como muchas personas se acercarán a interesarse por vosotros comenzando la conversación con un where are you from? y continuarán con más preguntas, ¿la primera vez en cuba? ¿os está gustando?… No tienen nada de malo y muchos simplemente quieren ser hospitalarios y amables, pero obviamente otros pretenden conseguir algo.

Debéis tener presente que para ellos si habéis podido viajar hasta allí significa que tenéis un poder adquisitivo muy superior a la media cubana. Los llamados “jineteros” intentan hacerte algún “favor” o inducirte a hacer algo por lo que se llevarán una comisión. Nosotros no cortábamos ninguna conversación hasta que llegaban a ese punto, y le decíamos educadamente que no estábamos interesados.

Otras personas simplemente os pedirán si les podéis obsequiar con algún tipo de producto como bolígrafos, cosméticos, papel higiénico o cualquier otra cosa. Si queréis llevar algo en la maleta, vais a tener ocasión de regalarlo.

viaja cuba

22. SEGURIDAD

 

Como comenté antes, nos sentimos muy seguros en todo momento. Paseamos por muchos barrios que podían parecer un poco más apartados, pero en ningún momento tuvimos problema. Eso sí, hay que tener las precauciones habituales como en cualquier sitio.

23. PUROS Y RON

 

Uno de los regalos estrellas que suele traerse cuando se va a Cuba son el ron y los puros, y es que la isla es famosa por su producción de estos dos productos. En cuento a los puros, lo que más nos recomendaron fue comprarlos en la Casa del Habano. En ellas venden paquetitos con una selección de las marcas más famosas: Cohiba, Romeo y Julieta, Montecristo, Partagaz y Hoyo de Monterrey.

En cuanto al ron, podréis comprarlo en supermercados. El Havana Club es el más conocido por ser la marca exportada a nivel mundial, pero según los cubanos que conocimos la marca que más nos recomendaron fue Santiago de Cuba. El más vendido es el añejo por ser el más económico (unos 7 CUC), el problema es que resulta complicado encontrarlo. Si lo ves en algún supermercado, llévatela. El precio va subiendo en función de su proceso de añejamiento (12, 20 y 25 años).

24. LOS ENCANTOS DE LA NOCHE CUBANA

 

Sin duda, algo que no podéis perderos en Cuba son sus noches y su ambiente. Si os gusta la salsa, será un lugar perfecto para poner a prueba vuestro dominio de este baile. En todas las ciudades hay lugares en los que se puede bailar y escuchar música en directo. Habrá ocasiones en las que no será necesario entrar a ningún lugar ya que la música en Cuba está en todas partes. En las ciudades en las que dormimos, intentamos ir a algún lugar con ambiente y música en directo.

viajar cuba

Aquí algunas de mis recomendaciones:

La Habana

Barrio Vedado

• La Zorra y el Cuervo Jazz Club. Todos los días a partir de las 22:00, 15 CUC con dos consumiciones. Un lugar muy popular entre los aficionados del jazz por lo que hay que llegar una media hora antes para asegurarnos un sitio.

• El Gato Tuerto, muy cerca del hotel Nacional. Abierto de 22:00 a 4.00. Unos 5 CUC con consumición.

Barrio Miramar

• Fábrica de Arte (FAC). Abre de jueves a domingo, de 16.00 a 2.00. La entrada cuesta 2 CUC. Te dan una tarjeta con la que cargar cada consumición. A la salida haces el pago. ¡Cuida la tarjeta porque si la pierdes tendrás que pagar 30 CUC! Se trata de una gran nave industrial reconvertida en un centro cultural alternativo en el que podrás ver exposiciones de fotografía, pintura, cine, música, baile y todas las formas de arte contemporáneo. Nos encantó.

• Jardines de 1830. Esquina entre el Malecón, nº1252 y la calle 20. Se trata de un lugar muy frecuentado para bailar música cubana.

Viñales

• Polo Montáñez, 14.00 – 19.00, entrada 1 CUC. Escenario con pista de baile al aire libre en pleno centro del pueblo.

Trinidad

• Casa de la Música, abierta de 10.00 a 3.30. 1 CUC para extranjeros. Esta escalinata situada muy cerca de la plaza mayor de Trinidad es conocida en toda Cuba. Desde la mañana a la noche se suceden grupos que tocan música en directo mientras el baile en la gran pista no para.

Casa de la Trova, entrada 1 CUC. Un lugar con mucho encanto. Su patio acoge cada noche grupos de música tradicional.

viaja cuba

25. Empaparse de Cuba

 

Como último consejo, empaparos de Cuba antes y durante vuestro viaje. Si os interesa su historia os recomiendo el documental ‘Cuba Libre’ de Netflix. En 8 capítulos hace un recorrido bastante completo a lo largo de su convulsa historia. Os vendrá muy bien para reconocer a los personajes y lugares más significativos. Durante nuestro viaje también hicimos un par de free tours en los que aprendimos mucho y pudimos conocer y compartir diferentes puntos de vista de la realidad que vive la isla.

Finalmente, sentarnos a conversar con las familias que conocimos en nuestras estancias nos ayudó mucho a comprender la complejidad de la idiosincrasia cubana.

viajar cuba

Cuba CubaCuba Cuba

Sin comentarios

Escribe un comentario