Los lugares que no deberías perderte si visitas Mallorca

Mallorca

Los lugares que no deberías perderte si visitas Mallorca

Admito que siempre fui un poco reticente a visitar Mallorca ya que no soy muy fan del turismo masificado y la isla es uno de los destinos icónicos elegido por miles de personas cada verano. La primera vez que aterricé en la isla era julio, mientras que durante mi segunda experiencia, bastante más positiva, corría el mes de septiembre. No es un secreto que Mallorca presenta en los meses estivales unos niveles de saturación casi insoportables y que en algunos momentos llegas a olvidar que estás en España. Ahora que se está tomando más conciencia sobre qué clase de turismo quieren las ciudades, me ha sido imposible no pensar en este lugar. Y es que Mallorca es mucho más que un pack de veraneo de sol, playa y alcohol: es una isla repleta de paisajes y pueblos encantadores, de gran riqueza cultural y gastronómica. Quien acude a ella con los ojos curiosos del viajero, respetando y agradeciendo lo que encuentra, acabará fascinado por este enclave mediterráneo. Con este espíritu os animo a que no os perdáis algunas de sus maravillas.

¿Qué ver y hacer en Mallorca?

 

Torrente de Pareis y Sa Calobra

 

Declarado como Monumento Natural, el Torrent de Pareis es un cañón de 3 km de longitud formado por la erosión provocada por el agua torrencial en la roca calcárea. En su desembocadura, y encajada entre dos acantilados, se encuentra la cala de Sa Calobra. El torrente se puede recorrer a pie en su totalidad en las épocas en las que no corre el agua o también puedes hacer un pequeño recorrido de 1 km desde Sa Calobra. En este punto culmina también la ruta más complicada, que parte desde la localidad de Escorca.

Para llegar a Torrent de Pareis, podéis hacerlo tomando un barco en el Puerto de Sóller o con coche, atravesando una carretera no apta para personas con tendencia a marearse. En este camino zigzagueante pasarás por el llamado Nudo de Corbata, una curva de 270 grados. Como consejo: conducir con precaución y sin prisas. También hay que decir que tanta curva se compensa con unas vistas espectaculares.

 

Torrent de Pareis Mallorca

Como recomendaciones: si hacéis la ruta en coche desde Palma, merece la pena que lo hagáis por Sóller y atraveséis un túnel con un peaje de 5€ que os ahorrará bastantes curvas. Además, podréis disfrutar de las vistas en el Mirador de Ses Barques y contemplar el Embalse de Cúber a los pies del Puig Major. Por otro lado, si queréis disfrutar del sol en Sa Calobra, lo mejor es llegar a primera hora ya que la sombra llega rápidamente a la playa debido a los acantilados que la rodean. También puedes disfrutar de otra pequeña calita de aguas cristalinas en el puerto de Sa Calobra.

 

Deià y su atardecer

 

Si sigues por la carretera que atraviesa Valldemosa hacia la costa en unos 20 minutos encontrarás otro de los pueblos más bonitos de Mallorca: Deià. Famoso por atraer a artistas y escritores como Robert Graves. Deià es lugar en el que relajarse, pasear, hacer alguna ruta de senderismo o llegar hasta la Cala Deià a 20 minutos del pueblo. Pero sin duda, lo que no puedes perderte es contemplar un espectacular atardecer en el mirador de Na Foradada. Como recomendación os aconsejo que lleguéis con tiempo para poder aparcar ya que suele haber mucha gente.

Mallorca Deia

Valldemosa y sierra de Tramuntana

 

Este pequeño pueblo enclavado en una colina a 436 metros de altitud y a 17 kilómetros de Palma es uno de los lugares con más encanto de Mallorca. Sus construcciones hechas con piedra caliza resaltan con la vegetación de la sierra. Piérdete por sus callejuelas decoradas con coloridos maceteros de flores, entra a las pequeñas boutiques artesanales y no olvides probar la coca de patata, un dulce muy típico de la zona. También puedes visitar la Real Cartuja, un palacio que alberga una iglesia, claustros, una antigua farmacia y una celda que conserva documentos y recuerdos de la estancia del músico Frederic Chopin y la escritora George Sand.

Mallorca Valdemossa

Camp de Mar

 

La playa de Camp de Mar en Andrach merece una visita. Desgraciadamente, como en muchas partes del litoral español, las urbanizaciones y los “hoteles exclusivos” que se construyeron en los años 80 desmejoran el precioso paisaje natural de este enclave. A pesar de ello, puedes disfrutar de un baño tranquilo en sus aguas cristalinas. Si te alejas un poco de la zona más masificada de la playa, llegarás a una zona tranquila con un pequeño espigón que se hunde hacia el mar.

Mallorca Camp de Mar

Piérdete por Palma

 

Si visitas Palma en pleno agosto lo más probable es que casi no puedas pasear por sus calles. Si prefieres más tranquilidad, lo mejor es visitarla en otros meses como mayo, junio o septiembre. Deambula por las callejuelas del casco antiguo, desde la catedral hasta la avenida Gabriel Alomar y Villalonga, pasando por la Plaza de las Cortes y la Plaza Mayor, la Rambla, y la Plaza de España. Recorre el paseo marítimo y el castillo de Bellver (con uno de los mejores miradores de la ciudad) o siéntate en el Parc de la Mar. También puedes visitar el Palacio Real de la Almudaina o el Consell Insular.

Excursión a Cabrera

 

Si tenéis tiempo, otra excursión que merece la pena es llegar hasta la isla más pequeña del archipiélago balear, Cabrera, declarada Parque nacional marítimo-terrestre para su conservación. Los barcos que llegan hasta la isla parten del puerto de la Colònia de Sant Jordi pasando por na Forada, el primer islote del Archipiélago de Cabrera y adentrándose –si las condiciones del mar lo permiten– en la cueva azul.

Cueva Azul Cabrera, Mallorca

 

Una vez en el puerto puedes recorrer la isla a pie. Subir hasta el castillo y contemplar las vistas desde la atalaya, visitar el Museo de Cabrera ‘Es Celler’, restos de yacimientos arqueológicos, el monumento a los franceses en recuerdo de los prisioneros que murieron durante su cautiverio en la isla durante la Guerra de la Independencia, ver el faro de Ensiola y por su puesto relajarte en las playas de Sa Platgeta y s’Espalmador. Playas de aguas transparentes en las que la naturaleza y la fauna permanece intacta.

Hay varias opciones de excursiones con diferentes empresas y algunas variaciones en el trayecto. Los precios se comprenden entre los 40 y 60€.

 

Cabrera, Mallorca

Parque Natural de Mondragó y cala Mondragó

Este parque Natural caracterizado por acantilados y bosques de acebuche y pinos se encuentra en el municipio de Santanyí. Puedes hacer cuatro rutas diferentes de una media de 30 a 40 minutos. En este parque también podrás disfrutar de la cala de Mondragó y S’Amador.

 Mondragó, Mallorca

Portocolom

Portocolom es un pequeño y tranquilo pueblo de pescadores situado en el municipio de Felanitx. Las barcas ancladas a lo largo del muelle aportan un tono muy pintoresco. Desde allí puedes visitar la Cala Marcal. También puedes disfrutar de unas bonitas vistas desde el Santuari de Sant Salvador, la montaña más ala de la zona.

Portocolom Mallorca 

Cala Varques

Una de las calas naturales que se conservan más vírgenes de Mallorca. Se encuentra en el municipio de Manacor en la carretera que va desde Porto Cristo a Portocolom. Aguas cristalinas, arena blanca, pequeñas cuevas y un frondoso pinar hacen de esta playa un pequeño paraíso. Eso sí, para merecer disfrutar de ella deberás andar unos 15 minutos por el pinar. Por lo que te recomiendo que no te cargues demasiado.

 

Mallorca Cala Varques

Cuevas del Drach

Otra de las atracciones más famosas de Mallorca, son las cuevas del Drach situadas en Porto Cristo, en el municipio de Manacor. Están conformadas por cuatro cuevas, denominadas Cueva Negra (Cova Negra), Cueva Blanca (Cova Blanca), Cueva de Luis Salvador (Cova de Lluis Salvador) y Cueva de los franceses (Cova dels francesos), que se encuentran conectadas entre sí. Su formación se debió a la entrada del agua del mar Mediterráneo y podría remontarse al Mioceno. Una de las partes más bonitas es el gran lago subterráneo conocido como Lago Martel que se cruza con una pequeña barca y en el que se ofrece un pequeño concierto de música clásica. Puedes comprar las entradas con antelación en su web por 15 € para adultos.

 Mallorca Cuevas del Drach

Alcúdia, la ciudad amurallada

Se trata de otro pintoresco pueblo situado en el nordeste de la isla. Alcúdia es una ciudad amurallada con una intensa vida. Por ella pasaron fenicios, griegos, bizantinos y árabes. Durante el verano, las actividades no cesan. Puedes disfrutar de conciertos al aire libre y funciones teatrales. También se celebra un famoso mercado al aire libre cada martes y domingo. Desde Alcúdia puedes conocer el norte de la isla y visitar Pollensa, la cala de Sant Vicenç o La Victoria.

Alcudia, Mallorca

Contempla las vistas en el Cap de Fomentor

Uno de los paisajes más impresionantes de Mallorca. La sierra de Tramuntana se encuentra con el Mediterráneo en este cabo con unas vistas espectaculares, en la que resalta el azul intenso del mar. La carretera que conduce hasta el faro es bastante sinuosa y estrecha por lo que hay que conducir con cuidado. Para en el mirador de Mal Pas para ver una de las mejores panorámicas.

Mallorca Formentor

 

¿Habrá una tercera para seguir conociendo esta isla? Esperemos que sí :).

Sin comentarios

Escribe un comentario